Condiciones Toxoplasmosis congénita

La toxoplasmosis congénita (TOXO) puede ocurrir cuando una madre embarazada se infecta con un parásito conocido como toxoplasma gondii. La madre por lo general no notará ningún síntoma, pero la infección podrá llegar al bebé antes que nazca, o durante el proceso del alumbramiento. Los bebés que padecen TOXO con frecuencia tienen un nacimiento precoz y pueden sufrir una variedad de problemas médicos que afectan los ojos, el sistema nervioso, la piel y los oídos. Para algunos bebés que padecen TOXO, la detección temprana de la infección y el inicio de tratamiento correcto inmediatamente pueden ayudar a prevenir algunos de los resultados médicos severos asociados con esta condición.

Tipo de condición

Otros trastornos

Frecuencia

La toxoplasmosis congénita afecta de 400 a 4.000 bebés recién nacidos cada año en los Estados Unidos.

También se conoce como

  • TOXO
  • Congenital Toxoplasmosis (en Inglés)

Pruebas de seguimiento

El médico de su bebé le podrá preguntar si usted percibe indicaciones de toxoplasmosis congénita en su bebé (ver abajo, Indicaciones tempranas). Si su bebé da ciertas indicaciones, es posible que su médico recomiende empezar de inmediato el tratamiento.

Si el resultado de la evaluación de recién nacidos de la toxoplasmosis congénita (TOXO) de su bebé resultó positivo, el médico de su bebé o el programa estatal de evaluaciones de recién nacidos se comunicará con usted para concertar pruebas de seguimiento para su bebé. Durante la prueba de evaluación, se revisó la gota de sangre seca de su bebé para identificar anticuerpos de toxoplasma, que son las proteínas que genera el cuerpo cuando está expuesto a una infección. Si están presentes los anticuerpos, es muy importante que vaya a su cita de seguimiento para que se realice una prueba de confirmación.

Las pruebas de seguimiento incluirán una nueva revisión de la sangre de su bebé para identificar una infección reciente de toxoplasma (anticuerpos de toxoplasma). Es posible que el médico de su bebé también recomiende que se someta al bebé a un examen ocular completo y una tomografía computarizada o la toma de imágenes de resonancia magnética del cerebro, ya que algunos bebés que padecen TOXO sufren problemas con los ojos y el sistema nervioso poco después de nacer.

Sobre Toxoplasmosis congénita

Indicaciones tempranas

Las indicaciones tempranas de TOXO en los bebés incluyen:

  • Fiebre
  • Dificultades con la alimentación
  • La cabeza anormalmente grande o pequeña
  • Problemas de visión
  • Pérdida auditiva
  • Los ganglios linfáticos inflamados
  • La piel amarillenta (ictericia)
  • Un sarpullido leve (hematomas leves o puntos rojos)
  • Convulsiones
  • Discapacidad intelectual
Tratamiento

El tratamiento para los bebés que nacen con la toxoplasmosis congénita (TOXO) es una combinación de medicamentos para contrarrestar la toxoplasmosis (como pirimetamina, sulfadiazina, y leucovorina) durante un año después de nacer. Si ya se encuentran presentes ciertos síntomas oculares o del sistema nervioso, también se les podrá recetar esteroides.

Resultados anticipados

Los resultados de la toxoplasmosis congénita (TOXO) varían según la severidad de la infección. Los bebés que se infectan durante el primer trimestre del embarazo normalmente sufren los síntomas más severos. No obstante, la detección temprana de TOXO y el comenzar de inmediato el tratamiento correcto pueden ayudar a prevenir algunos de los resultados médicos severos asociados con la infección. Es por esta razón que es tan importante la evaluación de recién nacidos para TOXO.

Así reciban tratamiento, algunos bebés pueden tener complicaciones derivadas de la infección, tales como discapacidad intelectual, trastornos neurológicos y problemas de visión.

Causas

La toxoplasmosis congénita (TOXO) se presenta cuando una madre embarazada se infecta con un parásito conocido como toxoplasma gondii. Aproximadamente el 50 por ciento de las infecciones de toxoplasmosis ocurren por consumir carne cruda o poco cocida. Otras maneras de infectarse con el parásito son el consumo de verduras contaminadas sin lavar, beber agua contaminada, o manipular la tierra contaminada, la arena del gato, o carne contaminadas y después tocarse la boca, la nariz o los ojos. Normalmente la infección no se contamina entre las personas, salvo en el caso del embarazo.

Aunque la madre podrá no mostrar indicaciones ni síntomas de la infección, la toxoplasmosis puede infectar al bebé antes del nacimiento o durante el proceso del alumbramiento. El riesgo de infectar al bebé es menor cuando la madre se infecta durante el primer trimestre (de 10 a 25%) y mayor cuando la madre se infecta durante el tercer trimestre (de 60 a 90%). No obstante, si el bebé se infecta durante una etapa inicial del embarazo, el resultado médico es más severo. La razón es que el parásito puede causar más problemas cuando están en pleno desarrollo varias partes del cuerpo (como los ojos, el sistema nervioso, la piel y los oídos).

Apoyo para Toxoplasmosis congénita

Servicios de apoyo

Los grupos de apoyo pueden ayudar a vincular a las familias que tienen un hijo u otro familiar afectado con toxoplasmosis con una comunidad de personas con experiencia y conocimientos sobre el vivir con esta condición. Estas organizaciones ofrecen recursos para los individuos afectados y sus familias, al igual que para los proveedores de atención médica y los que abogan a su favor. A continuación se encuentra una lista de algunas de estas organizaciones:

Acceso a la atención

Si usted está embarazada y cree que está en peligro de tener toxoplasmosis, comuníquese de inmediato con su médico para concertar una cita. Consulte con su proveedor de atención médica para determinar los pasos a tomar para atender a su bebé. Su médico podrá determinar si es necesario iniciar tratamiento, y si lo es, qué tipo de tratamiento beneficiaría más a su bebé.

Experiencias de familias

Por el momento, no hemos localizado ninguna historia familiar referente a esta condición en particular. Si su familia está afectada por la toxoplasmosis congénita y le gustaría compartir su historia, comuníquese con nosotros para que otras familias puedan aprender de la experiencia de usted.

Fuentes

Back to top

Ayúdanos a mejorar Baby's First Test

Close
Close

We'd like to hear about your experience. Are you visiting the website as:

A parent with a new baby or one on the way

A health professional

An advocate for newborn screening

Someone else